jueves, 7 de febrero de 2013

Buscando a una serpiente en Hogwarts

    ¡Hola a todos y todas! Como veréis en el título de este post, voy a hablaros del sueño de hoy, y no, no es metafóricamente: Voy a hablaros de lo que hoy soñé. Desde siempre recuerdo lo que sueño y me considero afortunada por ello ya que hay personas que no son capaz de recordar lo que sueñan. Por otra parte, no sé que pasará en mi cerebro pero tengo los sueños más raros que os podáis imaginar y la mayoría de los días solo me acuerdo del sueño en cuestión un único día. Con todo esto pensé, ya que tengo un blog, ¿por qué no escribirlos ahí? Tendré un sitio donde volver a verlos y reírme un rato leyéndolos. Después de esta pequeña introducción, aquí va: 

    Soñé que era un mago y me iba a Hogwarts a estudiar. Recuerdo llegar por el lago y recuerdo a Hagrid, quien era inmenso he de decir. Este me saludó y me regalo una serpiente, nunca me han gustado pero por alguna razón esta no me importaba. El caso, me regaló la serpiente, de unos tres metros de largo y muy delgada,  y yo le pregunté que por qué me la daba, a lo que me contestó que era una serpiente muy especial por qué podía hablar con todo el mundo. Después de esto, yo la cogí y pensé: Y a mi que más me da que sepa hablar con todo el mundo, yo sé hablar parsel, no necesito que hable normal (WHAAAT?). Entonces me fui a mi habitación que resulta que era mi casa y dejé a la serpiente en el suelo. Cuando me fui a la cocina vi a mi madre y a mi hermano; me dieron dos gatitos de lo más monos, pequeñitos: uno gris y blanco y el otro naranja y blanco. Entonces me di cuenta que había perdido a la serpiente y pensando que se iba a comer a mis gatitos me puse a buscarla por toda la casa diciendo: ¡SERPI! ¡SERPI! ¿DÓNDE ESTÁS, SERPIIIII?. Cuando por fin la encontré, la cogí y no sé muy bien que hice pero desapareció (supongo que un hechizo, por que tenía un palo en la mano que luego también desapareció misteriosamente). Luego cogí a mis gatitos, y me puse a jugar con ellos. Y sonó el despertador. 

    Decir que: Me encanta Harry Potter, antes de dormir siempre me leo unas páginas de algún libro de la saga, supongo que es normal que lo sueñe. También me encantan los gatos, de hecho, quiero tener uno (cuando tenga yo una casa, como dice mi madre) así que tampoco es tan raro que aparezcan. ¿Pero la serpiente? ¿Y QUE HABLO PARSEL? ¿Y cómo he podido llamar a una serpiente, serpi? ¿Soy rara para los sueños pero no para los nombres?

    Y este ha sido mi sueño de hoy. Lo que más me dolió fue que el despertador sonase y mis gatitos ya no estuvieran. 

     ¡Un beso! Se os quiere, muaaaaaaaaaaaaa :)

  

1 comentario:

  1. Es un sueño raro, bastante raro. Pero entretenido, he tenido que leérmelo entero porque engancha jajaj.
    1besito!

    ResponderEliminar