lunes, 22 de abril de 2013

Mi experiencia en la Universidad



    ¡Hola a todos y todas! Hace unos días, una chica me dejó un comentario en mi vídeo de "Como estudiar" preguntándome si podía contar mi experiencia universitaria. La verdad es que, cuando yo empecé la universidad, me hubiese gustado que la gente me contase la realidad del asunto y no se dedicase a adornar las cosas. 
    Yo ahora estoy casi terminando mi segundo año de Ingeniería de Electrónica Industrial y Automática. Esta carrera está dentro de lo que se pueden llamar "carreras complicadas", por lo que mi punto de visto es un poco más extremo. Yo siempre he pensado que ya de ver algo, ver lo que es más complicado y si, por suerte, te toca algo más fácil pues eso que llevas ganado y alegría que te llevas.

    Mi experiencia: Antes de entrar en la universidad yo estaba haciendo segundo de bachillerato y, sinceramente, tenía unas ganas locas de salir del instituto, quería cosas nuevas. Durante el verano, algunas personas me dijeron que los ingenieros son bastante cuadriculados, que es primero lo suyo y no hay segundo. Yo no lo entendí muy bien al principio pero, una vez que entré y conocí a los profesores, vi el significado que tenía. 
     Influyó mucho el hecho de ser muy tímida y que las ingenierías estén plagadas de chicos. En el primer años de 120 personas que éramos, solamente había 9 chicas. Y este, de 60 chicos, solo 4 chicas. Además, yo cuando llegué con una idea utópica sobre la universidad, me encontré que alguna gente seguía en un estado de inmadurez que yo no esperaba encontrar. Resumiendo, todo era bastante confuso, no sabía que hacer, no sabía donde ir, me sentía totalmente fuera de lugar. 

      Horarios: Caóticos. No tengo otra manera de describirlos. Yo, acostumbrada a el horario de instituto donde las clases son de 8:30 a 14:30, llegué a la universidad y me quise morir. Las horas de clase suelen variar en función de las semanas: Este lunes puedes tener de 8 a 12 de la mañana, de 4 a 7 de la tarde y de 8 a 9 de la tarde, pero a lo mejor el siguiente lunes no tienes absolutamente nada. Esto hizo que, al principio, mi rutina de estudio fuese un cachondeo, no me organizaba y se vio en los resultados. 

     Profesores: Llegamos a tema candente. Cuando entré en la universidad, esperaba encontrarme profesores responsables, profesores respetuosos y, lo que me encontré fue a mi rogando volver con mis profesores de instituto. Tengo que decir que SÍ hay profesores a la altura de la universidad, profesores que explican, que trabajan, que se preocupan. Sin embargo, hay muchos que, personalmente, no me explico como han llegado ahí. Para que os hagáis una idea: Profesores que os venden sus propios libros, que se ponen de acuerdo con un autor para venderos el suyo, que suspenden un examen injustificadamente y que para aprobar os dicen que os apuntéis a un curso de verano que da el profesor en cuestión por valor de 400€, que os dejan el bolsillo temblando a fotocopias por que están asociados a la tienda, que no explican y se apoyan en que "En el plan Bolonia sois autodidactas", que os van a gritar cuando vayáis a la revisión de un examen (de estos hay muchos), que no saben que plazos existen para entregar notas, que os cuentan la Biblia en tres horas, algunos que se creen que el ser profesor de universidad implica no hacer nada, que no saben utilizar el correo electrónico y te dejan una nota las 8 de la mañana en la puerta diciendo "Hoy no hay clase"... Repito que hay profesores buenos y respetables, pero también te encuentras con cada uno que dan ganas de salir corriendo. Así que, no vayáis con la misma idea que fui yo de profesores de Harvard.

    Plan Bolonia: Llegamos al cachondeo puro y duro. Con este plan, han cambiado asignaturas anuales a cuatrimestrales, es decir, que lo que antes de daba en un año, ahora se da en algo menos de cuatro meses. Por otra parte, se han reducido horas de clase así que, hay que tirar mucho de bibliografía porque a los profesores no les da tiempo a dar todo y ese todo entra en los exámenes. De esto hay muchas cosas, pero os voy a dejar que descubráis vosotros el resto que si no, no tiene gracia entrar en la universidad.

    Recomendaciones: Tirad por vosotros. Este tipo de carreras son complicadas y la gente muy egoísta y competitiva. Que no os importe si después de estar semanas estudiando tenéis un cuatro y el que se ha dado la paliza el día anterior un cinco, que no os importe, intentad dar lo mejor de vosotros por que, probablemente, se cambien luego las tornas. Además, un error que yo cometí muy muy grande fue dejarme derribar por todo lo nuevo y todo el lío que había en mi cabeza. Entrad en la universidad con ganas y que esas ganas no se queden por el camino, tirad por vosotros por que estos cuatro o cinco años donde se pasa mal hará que durante sesenta o setenta lo paséis de maravilla. Algunas frases que a mi me ayudan cuando estoy desmotivada son:
    "Los ganadores nunca se rinden y los que se rinden nunca ganan"
    "El dolor dura un tiempo, El fracaso dura toda la vida"

    Espero que os haya servido, que os haya dado una idea sobre la universidad porque a mi me la pintaron muy bonita y es de todo menos eso. No vayáis con miedo pero tampoco esperéis que os traten como a marqueses, la universidad, en mi opinión, es donde te preparan para la vida y en la vida te dan muchas hostias. Pero intentad que os las den con buena cara. Un beso.

viernes, 12 de abril de 2013

Haul Madrid

    Aquí os traigo la entrada correspondiente al vídeo del MegaHaul de Madrid. Espero que os sea útil! Un beso a todos y todas :D























Un amor entre dos mundos

   Sinópsis: Adam (Jim Sturgess) es aparentemente un tipo corriente dentro de un universo extraordinario. Vive humildemente de lo que gana, pero su espíritu romántico conserva en la memoria el recuerdo del amor imposible por Eden (Kirsten Dunst), una chica que conoció en un mundo distinto, en un lugar que se halla fuera de su alcance. Sin embargo, cuando vuelve a verla en la televisión, no habrá nada en el mundo que le impida encontrar el camino que lo lleve hasta ella. (FILMAFFINITY)

    Decidí ver esta película por las buenas críticas que había leído sobre ella. Calificada con más de un 8 sobre 10 supuse que estaría bien. ¿Mi opinión? No es para tanto. Es cierto que el argumento es clásico y a la vez diferente, tiene romanticismo pero hasta el último momento no se sabe porque camino irá. No me malinterpretéis, es una película romántica y este tipo de género la trama suele ser bastante predecible (y a esta más o menos le pasa lo mismo) pero si que tiene un poco de lo que yo llamaría "chicha"

    Por otra parte, como siempre desde el ojo de alguien no experto, me ha parecido que tanto los efectos especiales como ciertas partes del guión tiran a lo cutre/triste/malo (llámalo X). La película comienza explicándote tres leyes física de los mundos que van a presentar y, no sé si es porque estudio ingeniería (y con ello física) o yo que sé, que hay ciertas cosas que me resultan absurdas e inverosímiles. Como ejemplo diré que, cuando un objeto de materia pasa de un mundo a otro, al final termina quemándose cosa que no pasa cuando es un humano el que atraviesa esa barrera (y una persona, no es por nada, también es materia). Son ese tipo de detalles los que, a mi parecer, le quitan bastante a la película.

    De todas formas, no me pareció mala, es lo que yo llamo una película para una tarde de domingo. Es entretenida (según gustos, obviamente) pero tampoco considero que sea una maravilla. Es una más, ni buena ni mala. ¿Mi nota? 



sábado, 6 de abril de 2013

Tentación en Manhattan

    Desde mi humilde opinión, hay pelis malas y luego está esta. Quise verla porque apareció en un libro nombrada y me entró curiosidad. Protagonizada por Sarah Jessica Parker, Pierce Brosnan, Greg Kinnear y Christina Hendricks. 
     Para empezar, me molesta bastante cuando me venden una película tan mala. En el propio cartel incluyen que el guión está hecho por la misma persona que hizo el del Diablo viste de Prada y 27 Vestidos y, personalmente, esas dos películas a mi me encantan, sin embargo, esta es decepcionante.

    Personalmente creo que la actriz principal no debería haber sido Sarah Jessica Parker, y no porque no me guste, que me gusta, pero parece que ya está encasillada. Además, no creo que haya diferencia entre la forma de actuar que hay en esta película y Sexo en Nueva York por lo que a veces me daba la sensación de que estaba viendo a Carrie.

    Por otra parte, la película en sí tiene un argumento muy pobre, a veces me parecía hasta absurda, previsible y bastante ridícula. A mi parecer, los personajes están esteriotipados,  no hay nada distinto, algo que llame la atención. Es de esas pelis que, cuando termina, lo único que puedo pensar es en las dos horas de mi vida que acabo de perder a lo tonto.

    Personalmente, no me ha gustado nada. Pero ya se sabe, para gustos, los colores. Un beso!



    Argumento: Después de dejarse la piel en una empresa bostoniana de gestión financiera, Kate Reddy (Parker), al caer la noche, vuelve a casa con su marido Richard (Kinnear), un arquitecto que acaba de perder su trabajo, y con sus dos hijos pequeños. También su mejor amiga y compañera de trabajo, la mordaz Allison (Hendricks), tiene las mismas dificultades para conciliar trabajo y familia. En cambio, Momo (Munn), la competente subalterna de Kate, se ha esforzado por evitar una situación similar a la de su jefa. Al tiempo que Kate recibe un importante encargo que la obliga a realizar frecuentes viajes a Nueva York, Richard, por fin, consigue trabajo, lo que deteriora aún más la vida familiar y conyugal. Por si fuera poco, el nuevo y encantador colega de Kate, Jack Abelhammer (Brosnan), se convierte en una inesperada tentación para ella. (FILMAFFINITY)