viernes, 25 de octubre de 2013

Allegiant de Veronica Roth

 


HOLY SHIT!

    Acabo de terminar de leer Allegiant. Si no sabes de que hablo probablemente parezca una loca diciendo un montón de tonterías juntas. Si sabes que es el tercer y último de la saga Divergente... bueno, puede que lo pienses igualmente. Pero si eres de los que se lo ha leído, es muy probable que hayas pasado o estés pasando por el momento de 

 

     Si no perteneces a este último grupo, cierra esta ventana y vuelve cuando lo haya leído porque en esta entrada va a haber spoilers, OH SÍ. Aquí está mi opinión personal sobre el libro.

    Debería empezar por lo más llamativo: El final. Para mi gusto, JODIDAMENTE PERFECTO. Siento mucho si me expreso de manera "poco correcta" pero estoy con los feelings. Muchos. Demasiado. 
     Volviendo al tema, el final. Agridulce sería la palabra que yo utilizaría para describirlo. Bien es cierto, más agrio que dulce. Aún así, me parece perfecto para esta triología. Personalmente me acaban aburriendo los finales "y vivieron felices y comieron perdices" ya que, en muchas ocasiones, se meten a calzador. Recuerdo estar leyendo Insurgente y pensar "esto no puede terminar bien" y, de hecho, no lo hace. Por eso para mí el final es perfecto, me hubiese decepcionado un final más fácil por así decirlo. Aunque no lo voy a negar, estaba en modo bipolar al terminarlo 





    Algo que no me ha gustado ha sido Tobias/Cuatro. ¿Qué le ha pasado? Vale, el personaje se derrumba, por así decirlo, pero veo una diferencia abismal entre los otros libros y este, no es como Tris quien tiene altibajos, sin embargo con ella siempre tuve la sensación de que el personaje se mantenía constante cosa que no me ha pasado con Tobias, era como alguien totalmente nuevo.


    El final de Peter me ha encantado. Le esperaba muerto, para que mentir. En el primer libro le odié, en el segundo lo odié y me hubiese gustado odiarle en el tercero. Pero no, no puedo. Y ME JODE.

    Y Calleb. HABLEMOS DE ÉL. Se puede decir que es el personaje que debería estar muerto pero que por alguna razón no lo está. Me resulta tan odioso que a la vez me encanta ya que hacía mucho tiempo que un personaje no me producía tanto asco, siempre les acababa encontrando un punto de debilidad. A Calleb me lo cargaría yo misma. O quizás no, por el rollo pacifista pero las ganas están.


    ¿Y Uriah? Eso me dolió mucho. Like a lot. Es uno de esos personajes que te ponen en bandeja, el autor hace que le quieras, no quieres que le pase nada y, teóricamente, no tendría porque pasarle nada. PERO LE PASA. Y te jode vivo porque, además, mantiene durante un largo periodo de tiempo la intriga de "pero muere o no!!!!". Y no quieres que muera porque es adorable pero te sueltan un rollo de ondas cerebrales y, zasca. 


    Resumiendo, muchas cosas me han gustado, otras no tanto pero creo que es uno de los mejores finales que he encontrado en novelas de este tipo. Al terminarlo no pensé que todo era muy forzado o que era muy surrealista. Lo único que se me vino a la mente fue: Ha pasado algo que podría pasar. Tiene sentido que pase. No me hace feliz, ni un poco, pero tiene sentido y me gusta la sensación que me ha dejado. 



    Recomendación: Si vais a leerlo, tened a alguien o algo cerca para abrazar. En mi caso ha sido mi peluche de Ikea. 


    Y como extras: